Playa Kaputas, Islas Canarias
América del Sur,  España,  Europa,  Islas Canarias,  México,  República Dominicana

¿Dónde viajar en noviembre?

Comparte este Artículo

Noviembre con sus días fríos y grises puede ser una oportunidad perfecta para viajar ya que los precios son más bajos que en otros momentos. Entre el otoño y el invierno te presentamos estas opciones para que disfrutes tus vacaciones y viajes en noviembre.

Islas Canarias

Tenerife, Islas Canarias

Tenerife es la isla más grande del archipiélago, con más de dos mil kilómetros cuadrados de superficie, también es la más variada del archipiélago, si vas a la costa norte puede encontrar playas de arena blanca. La estrella del norte de la isla es el famoso Teide con sus 3718 metros de altura. El Parque nacional del Teide es el lugar perfecto para los aficionados al senderismo. En el sur de la isla puedes encontrar cientos de bares, discotecas, resorts y alojamientos de todo tipo. Te recomendamos Playa de los cristianos o la Playa de las Teresitas.

Gran Canaria es el lugar ideal para las vacaciones, los lugares con más movimiento son Playa del Inglés y Maspalomas. Si prefieres algo de tranquilidad y quieres conocer la esencia de la isla, entonces dirígete hacia el interior. Un paisaje de montaña inundado de palmeras y pueblecitos antiguos. Si las compras, son un imprescindible en tus vacaciones, entonces visita Las Palmas, las calles de la ciudad más grande de las islas Canarias están llenas de tiendas y boutiques.

Punta Cana

Playa República Dominicana

Llega el frío a Europa. Cambiamos la ropa de verano por la de invierno. La bufanda se convierte en un complemento fundamental…¿por qué no cambiar toda esa ropa por el bañador y el protector solar?

Noviembre es una época perfecta para visitar Punta Cana, disfrutar de sus playas, su buen tiempo y una temporada baja en la que los vuelos y los alojamientos están a un precio más bajo.

¿A que dentro de un par de meses este plan te sonará como un sueño?

> RECOMENDADO: Las mejores Playas de Punta Cana

México

Pirámide México

El 2 de noviembre se celebra el Día de los Muertos, considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco desde 2003, la celebración mexicana se remonta a la época precolombina, hay registro de celebraciones en las etnias  maya, purépecha y totonaca y coincide con la festividad católica del Día de los Fieles Difuntos. La creencia popular es que las almas de los seres queridos regresan de ultratumba durante el Día de los Muertos. Por ello, se les recibe con una ofrenda donde se coloca su comida y bebida favorita, fruta, calaveritas de dulce y, si fuese el caso, juguetes para los niños. Durante su celebración, los creyentes acuden a las tumbas para limpiarlas y decorarlas, siempre con mucho color. Ya sea durante el día o la noche, las familias colocan velas sobre las tumbas como una forma de iluminar el camino de las almas en su regreso a casa.

Además, también se organizan programas culturales multitudinarios y desfiles coloridos por las calles de las principales ciudades mexicanas. Infaltable en cada cena y ofrenda es el delicioso pan de muerto. Los hay de diferentes estilos y formas. El más popular es redondo, cubierto de azúcar blanca o roja, con tiras que simulan huesitos. La celebración se lleva a cabo en dos días: el 1 de noviembre es dedicado al alma de los niños y el 2 de noviembre a la de los adultos. Entre los imperdibles esta la celebración de Día de Muertos en Teotihuacán donde se pone a la venta arte, se hacen exhibiciones de danza, puestas en escena, ofrendas, muestras gastronómica, vuelos en globo aerostático, elevaciones de globos de cantolla y recorrido de leyendas por las principales plazas y más. También hay atracciones para todas las edades entre las que hay talleres de pintura de catrinas, de barro y hasta de pulque.

Comparte este Artículo

Deja un comentario